Sánchez – Clavijo: Crónica de un estancamiento anunciado

Se paralizan las comunicaciones entre el gobierno regional y el estatal.

11

La creación de vías de diálogo fluidas por parte del Gobierno de Canarias con el órgano político estatal están cayendo en saco roto.

Son ya varios los episodios de ministros que se han negado o eludido a reunirse con varios consejeros regionales los que comenzaron a provocar la falta de canales de comunicación viables entre Madrid y Canarias.

El último suceso fue la forma con la que Pedro Sánchez dio plantón a Clavijo en la isla de Lanzarote, después de no presentarse en un acto al que debía acudir en su compromiso con las islas.

Se desconocen los motivos por los cuales el presidente del Gobierno decidió no acudir a este evento desde el cual, comenzó a crearse una ola de confrontación política entre el gobierno regional o el estatal.

La inmigración en Canarias: Una cuestión de urgencia

La creciente ola de continuas llegadas de pateras a las costa canarias ha provocado que el Gobierno autónomo haya intentado solicitar sin éxito encuentros con los ministros de interior y exterior (Marlasca y Robles) para trata este asunto que cada vez está siendo de preocupación debido al volumen de personas que están llenando los centros sociales.

Se busca una posible solución en el aprovechamiento de infraestructuras militares para alojar a los inmigrantes y así conseguir que muchos de los centros que los acogen oxigenen sus espacios.

De momento ha sido imposible conseguir reunirse con los ministros a los que se les ha solicitado, alegando problemas de agenda para desviar y aplazar la invitación del Gobierno canario a moverse a Lanzarote, que es la isla más afectada por la llegada de pateras a sus costas, para estos puedan comprobar de primera mano la situación que se vive en el suelo conejero.

Sin embargo el silencio y la falta de respuestas han sido el factor común y más destacado por parte del Ejecutivo Estatal.

Esto ha dejado claro al Gobierno de Canarias que Sánchez piensa congelar la comunicación hasta su reunión con Clavijo el próximo 25 de Octubre. La primera desde que el secretario general del PSOE asumiera la presidencia de España.

Un estancamiento anunciado

La información que se ha filtrado e incluso manifestado por parte de algunos gabinetes ministeriales, es que no se va a mover ficha hasta después del encuentro entre instituciones.

Mientras tanto Clavijo utiliza el discurso disruptivo aludiendo a la “fijación” de Sánchez con Cataluña, obviando los problemas de las demás comunidades autónomas, en un discurso que huele a sensacionalismo pre-campaña.

El presidente autónomo reclama una conferencia autonómica donde todos los presidentes puedan alzar la voz y reclamar las necesidades que imperan en sus diferentes regiones.

El exceso de proactividad de Clavijo se ha interpretado como un acto para organizar y marcar la agenda del presidente del Gobierno, llamando la atención constantemente con su discurso acercándose a las premisas que trabaja la oposiciones estatal.

A pesar de ello, Clavijo cuenta con el apoyo de varios gobiernos autónomos para convocar en el primer trimestre de 2019 el debate sobte el Estado de Autonomías, que lleva 13 años sin realizarse.

La realidad es que cada año hay cumbre de presidentes autónomos, un evento que tiene una capacidad mucho más resolutiva que la antes mencionada, pero claro, la necesidad de llamar la atención y generar discordia autonómica es muy necesaria dadas las fechas pre electorales que comienzan a vivirse a nivel municipal y autonómico.

Esta actitud ha provocado un estancamiento que llevaba meses retrasándose debido a la ralentización que puede suponer para el Gobierno estatal tener que fijarse en determinadas preocupaciones.

No demos olvidar que Sánchez ha tomado la presidencia y debe hacer frente de diversos problemas de estado a nivel nacional a contrarreloj con el fin de demostrar su solvencia como Presidente del Gobierno.

Por tanto, congelar las comunicación hasta la reunión institucional es una medida didáctica y un “escarmiento” a las prisas y a los ruidos que se generan no solo por parte del Gobierno de Clavijo, sino de los demás ejecutivos regionales que se han acercado al discurso disruptivo de la oposición.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.