El mundo “p’alante”, Canarias “p’atrás”

Inmovilismo. Esa es la bandera del Gobierno en minoría presidido por Fernando Clavijo, que impide que el archipiélago consiga el avance que tanto necesita.

238

Inmovilismo. Esa es la bandera del Gobierno en minoría presidido por Fernando Clavijo, que impide que el archipiélago consiga el avance que tanto necesita. Da igual que se alíen con los populares o con los socialistas, cada año Coalición Canaria presenta unos presupuestos que no le dan el chispazo necesario para activar la economía y reducir la exclusión social y la pobreza.

Y es que eso de apostar por el sector primario, la inversión en educación, la investigación y el desarrollo o las energías renovables no es cosa del Gobierno liderado por Clavijo. Pero son unos “cracks” presentando los presupuestos como si fueran los mejores de la historia de Canarias, como si tuvieran en cuenta a todos los canarios.

FALSO. Lo que ocurre es que con CC, aunque digan que defienden a las islas, el paro no hace más que aumentar y el porcentaje de población en riesgo de pobreza ha llegado al 40%. El ejemplo más evidente es que gritan a los cuatro vientos que con los nuevos presupuestos se acercarán a invertir el 5% del PIB en Educación…

La realidad es que los 53 millones de euros “extra” para este ámbito suponen un maravilloso aumento de 0,03 puntos, es decir, un 3,6% del PIB. Con ese ritmo se tardarían 49 años en llegar al famoso 5%, cuando la Ley Canaria de Educación establece que deben ser tres.

Más de un 20% de paro, un 40% de pobreza y los peores servicios públicos del Estado parece que no son motivos suficientes para redistribuir un poco de la riqueza generada por el turismo en el archipiélago e intentar aplacar algo la situación.

La publicidad electoral sale muy cara a los canarios

Clavijo y los suyos se han quedado inmóviles, haciendo que el mundo vaya “p’alante” mientras Canarias va “p’atrás”, consiguiendo que las brechas entre el archipiélago y el resto de España y Europa se agranden.

Es de una total irresponsabilidad hablar de bajar los impuestos cuando las islas tienen la fiscalidad más baja del Estado, pero algunos de los peores servicios públicos. O que el aumento de las partidas para Sanidad (2,6%) sea inferior a las de los presupuestos en su conjunto (6,6%). Una auténtica estafa, ya que se someten los recursos públicos a los intereses del mercado.

Ganan los empresarios, que mercadean con listas de espera y conciertos ilegales, colocan a sus secuaces al frente de la Conserjería de Sanidad y hacen de CC una plataforma de negocios sanitarios y una agencia de representación.

Es un Gobierno que promociona unas bajadas de impuestos lineales y no redistributivas como la tarifa de la luz: una familia normal ahorrará un euro al mes, cuando las grandes empresas se beneficiarán enormemente.

Llevan desde 1993 dirigiendo el archipiélago con políticas insularistas y clientelares. Esa es la razón por la que no cambian, ya que les viene bien aunque los ciudadanos sufran una constante precariedad económica y social.

Leave A Reply

Your email address will not be published.