Fisioterapeutas en Canarias, la profesión olvidada.

0 45

La fisioterapia en Canarias vive momentos delicados para sus profesionales ya que en los últimos años son muchos los que han decidido abandonar la comunidad autónoma e incluso el país buscando condiciones laborales más favorables que las que tienen en el archipiélago.

La rama de la fisioterapia forma parte del sector de la sanidad, cuyos estudios se realizan en un marco médico intensivo en el que una vez finalizada esta formación comienzan a formar parte de un colegio de fisioterapeutas.

Una profesión que cura enfermedades, dolencias, afecciones y trastornos que en Canarias no goza de una regulación digna y a la altura de la exigencia laboral a la que muchos están expuestos.

En los últimos años son varias las empresas que ofrecen «masajes» de la mano de fisioterapeutas profesionales a precios «low cost», bajo el mensaje de «democratizar» la salud pero exponiendo a estos profesionales a horas y horas de continuas terapias que no son reconocidas por estas empresas.

La privatización del sector ha aumentado en un 120% las terapias de fisioterapia en los últimos años. En 2018, la larga lista de espera para la atención en Sanidad, ha forzado la asistencia a través de empresas de fisioterapias privadas.

La falta de regulación de salarios y condiciones de estos profesionales es tan deficiente que estamos ante una profesión de la salud con salarios que no superan los 1000 euros. Situando no solo a los fisioterapeutas, sino a enfermeros y especialistas de atención a personas dependientes, en una franja salarial muy mejorable.

La controversia del asunto lleva muchos años en los que desde 2010 hasta la actualidad más del 60% de los titulados en Fisioterapia en Canarias, abandonan el archipiélago e incluso España.

Una profesión difícil de emprender

Ya ser autónomo en España en complicado, para los fisioterapeutas que renuncian a trabajar en determinadas empresas privadas donde sus condiciones no son favorables, deciden optar por el camino del emprendimiento.

Hacer una cartera de clientes dispuestos a pagar sus tarifas, que son en su mayoría superiores a las empresas privadas, es muy complicado.

La competencia es muy complicada y cada vez más para los fisioterapeutas en Canarias, que ven como sus necesidades laborales se complican cada vez más.

Según lo últimos estudio, más del 70% de fisioterapeutas en Canarias, trabajan más de 10 horas diarias entre clientes que pagan en negro, sustituciones y contratos precarios.

Una situación que pone de manifiesto la situación de la fisioterapia en Canarias, como una profesión que no está obteniendo en reconocimiento que se merece.

Leave A Reply

Your email address will not be published.