Plátano de Canarias vs Banana, ¿de verdad hay debate?

Misma forma, distinto color. No es solo que uno esté más maduro que el otro, sino que tanto el sabor y los nutrientes cambian. Conoce las diferencias entre los dos.

15

Por fuera y por dentro, estas dos frutas son similares, ya que ambas tienen su origen en la familia de las musáceas (nombre científico Musaceae). Atendiendo a su procedencia, las bananas que están a la venta en el mercado europeo vienen mayoritariamente de África y Latinoamérica, según datos de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (ASPROCAN). Pero, antes de enfrentarlos, veamos diversos puntos importantes.

platano de canarias precio

Valor nutricional del plátano y de la banana

Aunque en algunos apartados el plátano sale vencedor, en otros gana la banana. La cantidad de microminerales del plátano (hierro, cobre, zinc y manganeso) es algo menor a la de la banana. Por contra, el plátano cuenta con más potasio (497,8 g/100 g) que la banana (434,5 g/100 g).

A pesar de que el plátano suela tener peor aspecto por sus manchas pardas y marrones (motas) y más calorías (90 por cada 100 g), gana en contenido en sodio (7,8 mg/100 g) a la banana (5,8 mg/100 g), aunque cuenta con menos hidratos de carbono. El contenido de fibra y vitamina C es similar en ambos.

No obstante, el plátano tiene cuatro veces más de proteínas que su contrincante, además de vitamina A y hierro. Hay que tener en cuenta que un plátano es idóneo para el consumo cuando su coloración sea un 70% amarilla y un 30% verde.

platano de canarias anuncio

Historia del plátano de Canarias

El cultivo del plátano es probablemente originario de la región indomalaya. Desde esta zona se extendió en todas direcciones: hacia Oceanía (Melanesia, Micronesia y Polinesia), hacia África (pasando primero por Madagascar) y de ahí se extendió a las costas del Mediterráneo y las islas Canarias. Una vez que el cultivó se asentó con éxito en el archipiélago, fue introducido en el Nuevo Mundo en los viajes de colonización de “las Indias”.

Y en el siglo XIX con la instauración de los puertos francos, la explotación del plátano en régimen de monocultivo se convirtió en uno de los pilares de la economía isleña. Las compañías británicas controlaban la producción y exportación a Europa. Al mismo tiempo, los británicos empezaron a desarrollar el monocultivo del tomate, con las primeras plantaciones en el sur de Tenerife y Gran Canaria.

Y es que la Ley de Puertos Francos de Canarias, promulgada en 1852 por el ministro Bravo Murillo, supuso la liberación de la entrada y salida de mercancías e impulsó la economía del archipiélago al incentivar el comercio con y desde Canarias hasta la implantación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias y el mercado único europeo.

planta del platano de canarias

Consumo y producción del plátano de Canarias

Según lo establecido por la Unión Europea, la producción de plátano de los territorios europeos y los países del Área ACP (África, Caribe y Pacífico) tiene preferencia de comercialización en los mercados comunitarios. Por esta razón, los productores del resto del mundo ven limitadas sus exportaciones para que no sobrepasen el 50% del mercado al gravar su entrada.

Debido a esta situación, las grandes multinacionales estadounidenses como Dole, Chiquita y Del Monte se han puesto en pie de guerra contra la UE. Si estas ganaran la partida, la situación del plátano canario quedaría muy tocada, puesto que la banana centroamericana es mucho más barata y viene de unos cultivos menos respetuosos con el medio ambiente que incumplen los controles de pesticidas requeridos por la UE y ocasionalmente con trabajadores explotados .

Solo el 8% de los plátanos producidos en el archipiélago en 2005 fue destinado a consumo local , siendo más del 90% destinado a la exportación. Las islas con mayores índices de producción en 2017 fueron Tenerife (cerca del 42%, con 187.000 toneladas), La Palma (35% con 152.000 toneladas) y Gran Canaria (21% con 90.000 toneladas). El cultivo en La Gomera y El Hierro arroja valores residuales alrededor del 1%, siendo la producción en Fuerteventura y Lanzarote prácticamente nula.

platano de canarias logo

Un producto en declive

El plátano de Canarias (un ingrediente muy usado en la gastronomía canaria) da trabajo a más de 35.000 personas en el archipiélago, contando empleos directos e indirectos en todas las fases de su producción: desde la cosecha y recolección hasta el empaquetado y distribución.

Gracias a las condiciones climatológicas de las islas Canarias el plátano se puede producir en grandes cantidades y es por ello que el archipiélago tomó ventaja en su producción para su posterior exportación.

A pesar de ello, el cultivo del mismo está claramente en retroceso, puesto que no tiene la misma importancia como antes en la economía de las islas. Las causas son diversas, como la implantación del mercado único europeo, factores sociales o urbanísticos, además de la rotación por otros cultivos nuevos o en expansión que necesitan menos recursos.

Aún así, en las islas existen grandes plantaciones de plataneras con naves de empaquetado e infraestructura hidráulica, en lugares donde su cultivo es un pilar de la economía como Guía y Gáldar en Gran Canaria, Los Llanos de Aridane y San Andrés y Sauces en La Palma y La Orotava e Icod de los Vinos en Tenerife.

Hay que destacar que el plátano de Canarias es Indicación Geográfica Protegida (IGP). Este certificado de calidad se asegura de que el plátano es producido localmente y pasa estrictos controles en su producción para asegurar que el producto cumple con los todos los requisitos de este sello distintivo de calidad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.