Turismo y OTAN… ¿son compatibles en Canarias?

0 16

¿Son Canarias y su sector turístico compatibles con la presencia de la OTAN en una región que vive principalmente de ello? Veamos las opiniones sobre ello de diferentes partidos.

Nadie puede dudar de que el turismo constituye el eje central del sistema económico canario, una industria que se ha modernizado y que es un referente mundial.

Sin embargo, mantener esta competitividad exige un claro compromiso con la sostenibilidad social, económica y medioambiental, la innovación y la colaboración público-privada.

La cultura, el patrimonio histórico y la gastronomía son elementos esenciales no sólo en la configuración de la identidad canaria sino también para el progreso económico de las islas.

¿Qué pinta la OTAN en Canarias?

La presencia de la Alianza Atlántica en Canarias ha generado rechazo desde siempre. No en vano, el archipiélago fue de las pocas comunidades –junto a Cataluña, Navarra y País Vasco– que votó ‘NO’ en el referéndum de la OTAN del 12 de marzo de 1986 convocado por Felipe González con un 51% de los votos.

No obstante, Pablo Casado –presidente del Partido Popular (PP) y que, por consiguiente, habla por boca del candidato a presidir Canarias, Asier Antona– apuesta por que Canarias pueda obtener ventajas en el futuro de su posición geoestratégica, como la de convertirse en un centro de seguridad al albergar la sede del mando de la OTAN para África, AFRICOM, ahora radicado en la ciudad alemana de Stuttgart.

Para los populares no tiene «ningún sentido» que ese mando de la Alianza Atlántica «esté en Alemania» cuando Canarias ofrece dentro de Europa una posición cercana y privilegiada para coordinar los esfuerzos en inteligencia y defensa en la zona del Sahel, en particular, y en todo el continente africano en general, además de que «aportaría seguridad para combatir la inmigración irregular».

Pero lo que omite el líder popular es que no se trata del mando de la OTAN para África, sino del Mando Combatiente Unificado del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el responsable de sus operaciones militares en el cercano continente.

Esto es algo que no encaja mucho con el nuevo texto estatutario canario, que incluye en su renovado articulado «la promoción de Canarias como plataforma de paz y solidaridad».

Ante esta declaración de intenciones, desde Nueva Canarias (NC) se ha tachado de «muy graves y nada respetuosas» con las islas las «ocurrencias» de Casado.

Según Román Rodríguez, presidente de la formación nacionalista progresista, hay que considerar los riesgos que «semejante propuesta» puede suponer para la seguridad de las islas, «elemento clave para el sostenimiento del que es nuestro principal sector económico», el turismo.

Teniendo en cuenta el turismo es la actividad económica más importante del archipiélago, aportando el 35,2% del total del PIB en 2017 y generando el 40,3% del empleo, este sector seguirá siendo el principal motor de la economía canaria. Por eso, fundamental cuidarlo y orientar su desarrollo.

Así, para NC es indispensable ordenar y regular el sector, incluyendo modular el crecimiento de nuevas plazas alojativas. Especialmente por dos razones que ponen en primer plano la defensa del interés general.

Por un lado, por motivos medioambientales: el impacto territorial, de consumo de recursos y de generación de residuos que producen 16 millones de visitantes al año, así como el conjunto de infraestructuras públicas y privadas que conlleva, aconsejan que esta actividad esté bien ordenada y regulada en unas islas con suelo escaso y limitados recursos.

Por otro lado, por motivos de sostenibilidad del modelo turístico canario. No es posible permitir que la avaricia de unos pocos, en la búsqueda de sus beneficios privados a corto plazo, destruya el motor económico de las islas.

Entre otras medidas, los de Rodríguez proponen:

  • Implantar una ecotasa turística que permita disponer de más de 100 millones para renovar y modernizar los núcleos urbanos turísticos.
  • Un Plan Integral de Renovación y Calidad Turístico de inversiones públicas en rehabilitación y modernización de infraestructuras en las áreas turísticas con el fin de alcanzar el nivel de calidad necesario y mantener la rentabilidad social del sector turístico.
  • Respecto a la Vivienda Vacacional (VV), es necesario un amplio debate y consenso entre administraciones públicas, organizaciones representantes de propietarios de inmuebles y la ciudadanía para compatibilizar intereses y derechos y favorecer la actividad económica y el empleo.

Lo que está claro, es que el gobierno saliente encabezado por Fernando Clavijo (Coalición Canaria) le ha prestado al sector turístico escasa atención tanto en el ámbito de su ordenación como del esfuerzo presupuestario. Y esto no puede seguir así.

Leave A Reply

Your email address will not be published.