Descubre las mejores calas de Gran Canaria

0 327

Las calas de Gran Canaria son otro de los atractivos de esta magnífica isla situada en medio del Atlántico. Y es que la isla es un gran destino con casi 60 km de playas para disfrutar en familia y con una parte occidental declarada Reserva de la Biosfera.

En este “continente en miniatura” encontrarás todo lo que necesitas para hacer que cada día sea especial: navegar para ver ballenas, caminar entre bosques de pino canario, divertirte en un parque acuático, pasear por calles comerciales, visitar museos… o simplemente relajarte en una tranquila cala.

¿Cuáles son las 5 mejores calas de Gran Canaria?

No vamos a hacerte esperar más. Aquí tienes las que consideramos las mejores calas de la isla.

1. El Juncal (Agaete)

Esa playa ubicada al noroeste de la isla es una típica playa de piedras y rocas cuyo acceso desde la GC-2 puede resultar algo complicado, pero merece bastante la pena. Es una playa escondida de Gran Canaria donde podrás encontrar (en el caso de que te encuentres con alguien) bañistas practicando nudismo. Posiblemente encuentres alguna pequeña embarcación fondear en estas aguas.

playa-del-juncal

2. Guayedra (Agaete)

Uno de los parajes protegidos más bellos de Gran Canaria por sus valores geológicos, de flora, fauna y arqueológicos queda rematado por la playa de Guayedra, una cala coqueta y de impresionantes puestas de sol. Muy cerca del pueblo y puerto de Agaete, el barranco del mismo nombre que la playa atrae desde la carretera del Noroeste.

La presencia de palmeras y otras plantas, el negro volcánico, los espectaculares acantilados y la vista del Teide componen un cuadro demasiado atractivo como para no bajar a una de las playas nudistas más apetecibles de la isla.

A Guayedra se llega, generalmente, a pie, aunque cabe la opción del 4×4. Su acceso no es fácil, pero suelen prodigarse las caminatas a una de las mejores calas de Gran Canaria. Incluso, muchos acuden desde Agaete, si bien conviene extremar el cuidado por la carretera para llegar a la misma.

La excursión entre barrancos y montañas acaba en una playa con arena casi todo el año en su parte superior y en la que son habituales las fortificaciones con callaos para ganar intimidad. En verano y con mar vacía, la arena también aparece junto a un Atlántico que, aunque bravío, regala baños relajantes muchos días.

playa-de-guayedra

3. Tufia (Telde)

Tufia es uno de esos lugares escondidos en Gran Canaria perfecto para darse un baño, dar un pequeño paseo por el pueblecito y, en definitiva, pasar el día. Resguardado y casi oculto en el municipio de Telde es el lugar perfecto para descubrir un trocito más de la isla.

Es muy fácil acceder a ella, tanto en coche como a pie, y su dirección está señalizada. Para llegar en coche hay que tomar la salida 13 (dirección al Goro) de la autovía desde el Sur hacia Las Palmas y, a continuación, a la derecha está señalizada la carretera a Tufia. En 3 km llegaremos a través de la carretera GC-1.

tufia

4. Aguadulce (Telde)

Aguadulce es otro de los rincones ocultos de la isla, básicamente frecuentado por población residente. Es una de las mejores calas de Gran Canaria y, a pesar de su belleza, son pocos los turistas que se acercan a visitarla. En Aguadulce, por su orientación, suele hacer más viento que en su vecina Tufia.  Aunque su arena es más rubia y la playa en sí tiene más longitud.

playa-de-aguadulce

5. Tiritaña (Mogán)

Situada entre la punta de la Cruz de Piedra y la punta de los Medios Almudes en la costa suroeste de la isla, esta pequeña playa de arena y lajas se ubica al final de un barranco estrecho. Para llegar hay que bajar caminando por una vereda no muy difícil. Se presta para hacer nudismo por ser poco transitada y muy tranquila.

playa-de-tiritaña

Cuántas veces habremos escuchado que los canarios tienen un carácter abierto y alegre. Y no es de extrañar. Vivir en un clima con una media anual de 24ºC, sin mucho frío en invierno ni demasiado calor en verano, seguro que influye. Y mucho.

Está científicamente demostrado que el clima tiene un impacto directo en las emociones humanas. Sentir los rayos del sol en la piel, respirar aire puro, pisar descalzos la arena o contemplar un cielo lleno de estrellas, son momentos que llenan de vitalidad y renuevan por dentro.

Así que no esperes más y atrévete a descubrir las mejores calas de Gran Canaria.

Leave A Reply

Your email address will not be published.