Clavijo y la fábula del “Caso Grúas”

Clavijo ayer compadeció ante el Parlamente Canaria, su más que probable imputación en el Caso Grúas.

28

Fernando Clavijo ayer compareció ante el Parlamento Canaria, acerca del “ Caso Grúas”. Un presunto delito que está manteniendo en vilo a la oposición y que ayer vió como sus estrategias de ataque se vieron bloqueadas por la lentitud del proceso.

Algo que el presidente canario no desaprovechó para proclamar su inocencia y desviando el peso del asunto hacia un “dejemos trabajar a la Justicia” y aclarando que aún no ha sido imputado.

Recordemos que el caso, ha sido elevado por la jueza de la causa penal hacia el Tribunal Superior de Justicia de Canaria, pidiendo que este lo llame a declarar como investigado.

Algo que sin duda ha puesto aún más en tela de juicio la gestión del político lagunero al cargo de la presidencia del Gobierno canario.

La comparecencia sirvió para que Clavijo manifestara su derecho a la presunción de inocencia, algo que fue respetado por absolutamente toda la oposición, pero a pesar de todo, miembros de ésta, como Noemí Santana de Podemos y Román Rodríguez de Nueva Canaria, no perdieron la oportunidad para recordarle que su responsabilidad política está “inhabilitada” argumentando cada una las premisas que, a priori, van a imputar al actual presidente de Canarias.

Entre todos los partidos de la oposición, se fueron desglosando las causas que han llevado a Clavijo a esta situación, aludiendo a las relaciones de las empresas administradas por aquel entonces, alcalde de La Laguna, con las empresas responsables del “caso Grúas”.

Todas las suposiciones que le relacionaban con el suceso, fueron zanjadas por el propio político tinerfeño, desviando una vez más la presión hacia el trabajo de la Justicia y asegurando que todos los datos aportados por la oposición, habían sido descartados y que su presencia en el caso y más allá, la posibilidad de acabar como imputado en él, está supeditada a “dudas” que existen sobre el plazo y la garantía del préstamo que la gestión de Clavijo, en aquel momento, extendió a la empresa protagonista del caso.

 

Clavijo y la “persecución política”

 

Será el fiscal el que considere las intenciones con las que Clavijo acercó ese préstamo a la empresa responsable del caso, siendo consciente de la ilegalidad de éste.

En el caso, el Ayuntamiento de La Laguna, “secuestró” el servicio de la entidad, aportándole unas garantías irrisorias, como revisiones de precios futuras unidas a la fianza constituida desde la admisión de un préstamo y una concesión renovada sin estar expuesta a un concurso público.

Todo ello, recordando que tras la finalización del pago del préstamo por parte de la empresa, ésta fue absorbida por otra entidad por el “módico” precio de 1€, asumiendo la deuda total de “Autogrúas Poli” de 700.000€.

Su, por aquel entonces, director, Luis Padilla, mantenía relaciones personales y de negocios con Clavijo. Un dato más que lo relaciona directamente, con el caso Grúas.

Para el exalcalde de La Laguna, existe una “persecución política” creada en base a sus anteriores cargos en los que “aún” no se ha demostrado que cometiera ninguna infracción y que a pesar de haberle cogido la crisis, gobernando el Ayuntamiento, se hicieron obras y se aprobaron proyectos que mejoraron la calidad y la vida de los laguneros.

A pesar de ello, Clavijo, califica de “fábula” todas las presuntas acusaciones que le señalan como una de las personalidades que dieron cuerpo y realidad al caso Grúas, uno más en el expediente de relaciones con sucesos fraudulentos en Canarias.

Leave A Reply

Your email address will not be published.