Más educadores sociales en los centros

Un proyecto de pilotaje socioeducativo que ha arrojado valores y resultados esperanzadores para la educación en Canarias.

0 20

Ayer se presentó el proyecto pionero en educación con el que se propone integrar más educadores y educadoras sociales en los centros educativos.

El proyecto está llevado a cabo por la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias y en el que tan solo 4 comunidades de España cuentan con un perfil profesional como este en los centros.

En Canarias este pilotaje va a involucrar a 36 profesionales y a 78 centros educativos implicados

Con el fin de dar a conocer el impacto que ha generado esta medida en el primer curso, se han organizado unas jornadas llamadas «Educación Social y Escuela».

En ellas se ha reunido a todos los agentes socioeducativos que participan en el programa piloto con el fin de incorporar a la figura del educador social en los centros.

Un esfuerzo por entender al alumno

El informe de evaluación de este proyecto, elaborado por el departamento de Didáctica e Investigación Educativa, concretamente del Área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación de la ULL, ha afirmado que se trata de un hito en todos los aspecto que conciernen a la Educación en Canarias.

El apoyo y la diversidad que aporta al alumnado, promoviendo la inclusión y entendimiento, llegando a indagar directamente en los problemas subyacentes del joven.

Valores que eran uno de los muchos recursos que faltaban en los centros educativos y que paradójicamente están incluidos en la propia Consejería de Educación y Universidad del Gobierno de Canarias dentro del Plan Integral de Atención a la Diversidad.

Educadores sociales en Canarias

Este proyecto supone la luz al final del túnel de muchos educadores sociales sin trabajo y sin oportunidades de oposición en Canarias.

La figura del educador social supone un valor fundamental para equilibrar y para estrechar lazos entre distintos ámbitos de intervención.

Algo que se hace muy necesario dado los altos niveles de riesgo social a los que muchos  jóvenes están expuestos en el archipiélago.

Este proyecto ha arrojado resultados muy esperanzadores acerca de la diversidad en la educación.

Dando un paso adelante por mejorar las infraestructuras educativas de Canarias directamente desde la problemática más controvertida que tiene el sistema educativo canario: la exclusión social y los factores de segregación educativa.

Esta apuesta supone no solo la oportunidad para muchos educadores sociales sino para muchas familias y muchos alumnos que necesitan un agente socioeducativo que les aporte herramientas de recuperación.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.