Familias canarias: luchando para llegar a fin de mes

0 18

Las familias canarias son las que más problemas tienen para hacer frente a todas las necesidades del día a día, según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios.

El estudio a arrojado valores de solvencia de las familias españolas, donde se afirma que 3 de cada 4 tienen problemas para llegar a fin de mes.

El valor medio se encuentra en un 46,2, lo que significa que hay proximidad al confort económico, siendo 33,6 el índice que afirma que comienzan los problemas para la sostenibilidad económica familiar.

El perfil que más se repite en estas circunstancias es la de familias monoparentales y parejas jóvenes donde uno de los dos está en situación de desempleo.

En el otro lado de la baraja están las familias mayores de 50 años sin hijos viviendo con ellos, las que gozan de una situación económica más llevadera sin pasar por necesidades.

Baleares, Andalucía y Canarias son las comunidades con mayores problemas familiares para afrontar las necesidades cotidianas. Mientras que las familias de Navarra, Extremadura y Cantabria son las que gozan de una mejor situación.

¿Cuál es lo mínimo para gozar de calidad de vida?

Sin duda alguna, una gran parte de culpa de esta situación la tienen las energías como el gas y la luz, que unidas al agua, se convierten en gastos recurrentes que marcan el porvenir de una familia.

En un segundo plano está la salud y la educación que se ven condicionadas por lo anteriormente mencionado y que supone un obstáculo para el progreso en ambas áreas.

Y no hablamos la educación universitaria que obliga en muchos casos en España a tener que recurrir a préstamos financieros para poder dar una formación de garantías.

Pero lo más preocupante del estudio es el dato que refleja que el 17% de los hogares tienen serias complicaciones o les es imposible afrontar el mes debido al elevado precio de las facturas del gas, luz y agua, que manifiesta el alto grado de pobreza energética que asola España.

En Canarias la situación está aumentada por el elevado coste de la cesta de la compra, donde la mayoría de productos se encuentran en un elevado precio y provoca un factor como la mala alimentación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.