El Gobierno aplaza los e-sports en las aulas

Nuevo tropiezo de Clavijo por integrar una competición de videojuegos entre institutos

0 66

Nuevo fracaso del Gobierno de Canarias al intentar implantar una liga de e-sports en las aulas del archipiélago.

La Consejería de educación ha “aplazado” la liga escolar de videojuegos debido a la cantidad de negativas que se han encontrado desde la oposición, hasta la contrariedad de muchos padres e incluso centros educativos que veían “ilógica” esta propuesta de Fernando Clavijo por los e-sports.

El proyecto iba a comenzar este 10 de Octubre, en una fase piloto dentro de cerca de una veintena de institutos de Canarias.

Una oposición inesperada

Ésta encontró en la negativa de la mayoría de docentes que contemplaban que era una herramienta innecesaria, destacando que no renuncian a la potencialidad de los videojuegos, pero si a una liga de e-sports, los cuales tienen una fama contrarrestada de generar conductas agresivas y sedentarias.

Esto dentro de un marco tan delicado como la obesidad infantil en Canarias, ha anulado por completo la efectividad del proyecto del Gobierno.

La oposición avisaba de la poca sostenibilidad del proyecto desde que se anunció en Agosto, aludiendo a la falta de registros y de integración de muchas de las nuevas tecnologías en las aulas.

Se recomendaron nuevas estructuras educativas relacionadas con el uso de aplicaciones educativas que reforzaran determinadas competencias claves en los alumnos.

Ante el caso omiso del Gobierno, los partidos de la oposición amenazaron con prohibir la integración de los e-sport como una actividad extraescolar dentro del estatuto educativo canario.

Sin embargo el Gobierno esperó la confianza de las pocas fuerzas políticas que tiene como aliadas en el Parlamento, encontrando abstención a la pronunciación a favor de este proyecto por parte de la Agrupación Socialista Gomera y el Partido Popular.

La prisas la instauración del proyecto, hizo que la Consejería durante el estudio de cómo introducir los videojuegos en las escuelas cometiera errores que dejarían las propuestas y la competencias, así como las bases del proyecto debilitadas y poco sostenibles.

La oposición comenzó en los centros

El principal problema con el que se encontró el Gobierno, fueron, aparte del a oposición, las instituciones educativas, que afirmaban que para poder darse una competición de e-sport, primera era necesario integrar y subsanar la brecha tecnológica que existe en muchas de las aulas de Canarias.

El problema parte inicialmente de faltas de infraestructuras y de conciencia digital en los centros, aludiendo que aún no se trabaja ni con un 20% de digitalización.

Esto hace que muchos docentes no contemplaran la posibilidad de incluir dentro de un calendario escolar, al margen de ser no formal, la posibilidad de incitar al uso de videojuegos que generan adicción, conductas violentas y sedentarismo, rompiendo con todos los proyectos deportivos y de vida saludable que actualmente se imparten en los centros educativos.

Ante estos argumentos, lejos de modificar y optimizar la propuesta, el gobierno siguió adelante, encontrando en la oposición una firme negativa a que este proyecto se hiciera realidad.

Un nuevo tropiezo del gobierno con los e-sports que debilita aún más su gestión en políticas sociales, en este caso en la educación donde los resultados no son buenos desde hace años.

Leave A Reply

Your email address will not be published.