Hubara canaria, el pajaro canario desconocido

0 32

Las condiciones climáticas hacen de Canarias un paraíso para los amantes del sol y el aire puro, que fueron dándole un acento distinto a la fauna autóctona. Y es que, a pesar de su escasa superficie, Canarias presenta una gran biodiversidad, ya que se han podido contabilizar miles de especies animales distintas como la hubara canaria, el podenco canario o el presa canario, entre otros.

Las numerosas visitas de científicos y naturalistas interesados por conocer las peculiaridades de nuestro paisaje, así como los animales y plantas que habitan en el archipiélago, demuestran la importancia de su flora y fauna a nivel global.

avutarda-canaria

Que és la avutarda hubara

La Chlamydotis undulata fuertaventurae es una subespecie endémica de Canarias cuya población total está estimada en 700-750 ejemplares. Está catalogada como En peligro de extinción en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y Catálogo Español de Especies Amenazadas del Ministerio para la Transición Ecológica.

Su aspecto físico recuerda al de los otros otídidos de nuestra fauna, aunque es más estilizada y ligera que la avutarda común y considerablemente mayor que el sisón común. Es un ave de gran tamaño, en cuyo dorso abundan los tonos cremosos con abundantes barrados, moteados y vermiculados que confieren al plumaje un carácter muy críptico. En las regiones ventrales destaca el blanco.

Tiene un cuello bastante largo y delgado donde se combinan los tonos grisáceos y blancos con una ancha banda longitudinal negra que, partiendo de las mejillas, alcanza la zona pectoral, donde se cierra en forma de collar. La cabeza de la avutarda hubara canaria es grisácea y presenta un pequeño moño eréctil de plumas blanquinegras, más llamativo en el macho.

Los jóvenes son parecidos a los adultos, aunque tienen un plumaje más apagado y menos contrastado. En vuelo —pesado y batido—, la hubara mantiene las alas ligeramente arqueadas, siendo entonces especialmente visible una banda blanca a la altura de las primarias.

Dieta de la avutarda canaria

Es una especie omnívora que se alimenta de una gran variedad de insectos como saltamontes, escarabajos y hormigas, además de pequeños vertebrados como lagartos y moluscos. Si se enfrenta a tiempos de escasez, la hubara visita los campos de cultivo en búsqueda de invertebrados, algo muy beneficioso para los agricultores. También comen algunos frutos y granos.

Reproducción de la Chlamydotis undulata fuertaventurae

Entre febrero y abril (aunque a veces se prolonga hasta junio) la hembra pone de 1 a 3 huevos de color marrón claro con manchas más oscuras y moradas. Generalmente solo sobrevive una cría. La puesta la hacen en nidos levemente enterrados en el suelo. La hembra es la única que se encarga de la incubación, que dura unos 23 días, y la alimentación de los polluelos que, tras la eclosión, dejan el nido y van detrás de la madre. El grado de desarrollo que presentan las crías de hubara se denomina nidífugo.

avutarda-hubara

Hábitat de la hubara canaria

Los áridos y descarnados jables, malpaíses y pedregales de las islas orientales de Canarias constituyen el hábitat de la hubara, una de las más singulares aves de la fauna española, cuya población —amenazada por múltiples problemas— ha disminuido alarmantemente en los últimos años. Especie perfectamente adaptada a la sequedad y a la escasez de recursos de las áreas donde habita, la hubara es un ave omnívora y muy terrestre, cuya población está siendo objeto de diferentes planes de conservación y manejo.

Esta subespecie solo se distribuye por las islas más orientales: Fuerteventura, Lanzarote y el Archipiélago Chinijo. El número de ejemplares fue reduciéndose drásticamente por lo que entre los años 2003 y 2007 se llevó a cabo un plan para la conservación de estas aves, el Proyecto Life, que señalaba el gran índice de muertes de hubaras al chocar con los cables de los tendidos eléctricos y telefónicos.

Curiosidades

Los machos realizan un cortejo muy característico en el que muestran las partes blancas y negras del plumaje de su cabeza y pecho y despliegan las alas y la cola al mismo tiempo, pavoneándose en círculo o línea recta. Esta especie de danza, a modo de cortejo, que tiene la hubara canaria la realizan entre diciembre y marzo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.