Descubre la Caldera de Bandama en Gran Canaria

Descubre la Caldera de Bandama en Gran Canaria gracias al siguiente artículo

22

Visita un lugar de auténtico cuento, ubicado en la parte más interna de la isla. Descubre la Caldera de Bandama en Gran Canaria y disfruta de la naturaleza viva que se esconde en este impresionante cráter antiguo.

De esta forma, en este paraíso subtropical se puede disfrutar de todo tipo lugares increíbles, desde sus maravillosas playas de arena dorada o piedra hasta las escarpadas cumbres del centro de la isla, además de ser testigo de una inmensa oferta cultural y gastronómica de gran prestigio internacional.

Por todo ello, no deberías dejar pasar la oportunidad de descubrir la Caldera de Bandama en Gran Canaria, un lugar único que te dejará sin palabras.

Un lugar que te dejará sin palabras

Para llegar a nuestro destino tendremos que dejar atrás Tafira Alta y, tras una sinuosa carretera de 6 kilómetros a través de viñedos donde crecen las famosas uvas que producen el Vino del Monte, divisaremos esté impresionante cráter volcánico de aproximadamente un kilómetro de diámetro y unos 200 metros de profundidad.

Uno de los mejores miradores de la isla

Se encuentra junto al Pico de Bandama, de unos 569 metros de altitud, al que se puede subir en coche, puesto que es también un excelente mirador desde donde poder observar unas impresionantes vistas de la zona noroeste de la isla de Gran Canaria.

Incluso, si tenemos suerte con las condiciones climatológicas, podremos divisar la vecina isla de Fuerteventura.

Toponimia extranjera

El origen del nombre de la Caldera de Bandama se remonta al siglo XVI, cuando el mercader holandés Daniel Van Damme compró unos terrenos y fue, de esta manera, el primero en explotar económicamente el interior de la misma al dedicarlos al cultivo del vino, plantando dos tipos distintos.

El primero fue la malvasía y el segundo el verdillo. Con el primero tuvo bastante éxito debido a que no sufren con los vaivenes del tiempo.

Historia arqueológica

Los antiguos habitantes de la caldera utilizaban la conocida como Cueva de los Canarios para guardar de forma segura las cosechas, conservar los alimentos y distintos utensilios indispensables para poder sobrevivir.

Esta cueva tiene una gran capacidad de almacenamiento, por lo que una de las hipótesis que contemplan los expertos es que el uso de la madera en zonas limítrofes permitía a los antiguos moradores de la zona tener terrenos pensados para la agricultura.

Caldera de Bandama en Gran Canaria

Ruta senderista

La forma más interesante para visitar la caldera es hacer, sin duda, una pequeña ruta senderista de alrededor de tres kilómetros para poder conocer todo el valle en profundidad. Dicha ruta comienza en el conocido Mirador del Cornical y prosigue por las llamadas Casas de Fondo.

Después continuaremos hasta parar en la Cueva de las Bodegas y, a continuación, en el estanque de El Culatón donde podremos disfrutar de un espectacular paisaje. Lo siguiente que haremos será continuar hasta el cruce de las Tres Piedras, una zona realmente exigente con una pendiente de aproximadamente el 18%.

Mejor prevenir que curar

Es aconsejable tomar ciertas precauciones como llevar abundante agua, aplicar protección solar y elegir una vestimenta y calzados adecuados para el senderismo. Asimismo, mientras realizamos esta ruta podremos conocer plantas autóctonas como el “tajinaste” blanco o el “acebuche”, así como observas palmeras, naranjeros, higueras, eucaliptos y pitas, entre otros.

Un estupendo campo de golf

Al oeste de la caldera se ubica el club de golf más antiguo de toda España, el Real Club de Golf de Las Palmas de Gran Canaria, fundado a finales del siglo XIX por miembros de la importante e influyente colonia británica que residía en la isla por aquel entonces.

Hoy en día, el Cabildo de Gran Canaria es el propietario de los terrenos de la caldera y realiza una gran contribución recuperando la vegetación de la zona al parar la explotación de la misma, reavivándose la vegetación que hasta entonces se había limitado a sobrevivir en las paredes de la caldera.

Por todo ello, es recomendable visitar la Caldera de Bandama en Gran Canaria para pasar un gran día en un entorno natural privilegiado y conocer una parte más de la historia de la isla.

Leave A Reply

Your email address will not be published.