Asesoría: ¿Es posible tener doble nacionalidad?

0 27

En primer lugar -tomando como referencia la ley española- la expresión "doble nacionalidad"
técnicamente no es correcta, aunque en ocasiones algunos textos legales se refieran a este suceso
de esa forma. Lo que se posee no es una doble nacionalidad sino dos nacionalidades por separado:
se es español para España y francés para Francia. Esto es algo que cuando nos visitan algunos clientes en Tabor Asesores, no les queda muy claro.
Además, existe una idea muy extendida de que si se posee una nacionalidad, al adquirir otra, la
primera deja de ser efectiva. Esto no es del todo cierto, como tampoco es del todo falso. La respuesta
es: depende. ¿De qué depende? De los países en cuestión.
¿Cuándo se acepta la doble nacionalidad?
Existen varios casos, llamemos país A al de la primera y país B al de la más reciente:
Si País A y País B aceptan que sus nacionales tengan otras ciudadanías y tienen convenio de "doble
nacionalidad": en este caso no hay ningún tipo de problema, más bien facilidades para que los
nacionales de ambos países obtengan la nacionalidad de uno y otro. En España hay convenios
suscritos con varios países de Iberoamérica, entre otros, por razones históricas.

 

  • Si País A y País B aceptan que sus nacionales tengan otras ciudadanías pero no tienen convenio de "doble nacionalidad": este es el supuesto más repetido y aquí habrá de estarse a lo que dicte la ley de cada país que, por lo general, suele "lavarse las manos" aceptando una segunda nacionalidad de sus ciudadanos si el país que la otorga permite que se tenga una nacionalidad anterior. Es el caso de Canadá y España: no hay convenio pero lo permiten los dos.

 

  • Si el País A acepta pero el B no lo permite: Será posible obtener la nacionalidad del A y mantener la

del B, aunque para B solo serás b-iano.

 

  • Si el País A acepta pero el B lo prohíbe: Para obtener la nacionalidad del B tendrás que renunciar a la

del A, y si se pretende obtener la nacionalidad del A en ocasiones (esto ya depende de cada país) se
perderá la del B.

Hay un último detalle: se puede perder la nacionalidad española en algunos casos, pero nunca si se
es español de origen. Esto es, las personas que efectuaron una opción de nacionalidad (luego de
residir en territorio español) si vivieran en otro país del que obtienen la nacionalidad, cumplieran la
mayoría de edad o se emanciparan deben hacer una declaración ante el Registro Civil español para
conservar la nacionalidad española que obtuvieron por opción.
Sí, es muy complejo, por eso, aunque se tenga una idea global, en cuanto a la parte laboral, fiscal y
contable que involucre a más de un país del que seas nacional es mejor consultar a una asesoría
antes de dar cualquier paso porque, ¡ojo! España permite que seas nacional de otro Estado pero no
que obtengas las prestaciones de ambos países en muchos casos. Si tiene alguna otra duda no dude en contactar con nosotros, le atenderemos en la mayor brevedad posible.

Leave A Reply

Your email address will not be published.