Braulio: Poeta y Cantante

0 102

Haz clic en su foto para ir a su web. 

BRAULIO:

Lo sublime y sutil, 

la  belleza de la armonía, 

una voz única y singular, 

pluma de la rima y la pasión.

 

Rebeldía y genialidad, 

ternura y amor, 

magia y luz, 

poesía y prosa. 

 

Artista y cantante,

talento que lucha, 

valentía y arrojo, 

y mucho, mucho más… 

 

BRAULIO – ¿Quién dijo que eso no es amor?

Braulio – En bancarrota (Videoclip)

 

   

Es uno de los pocos artistas que se ha visto en la necesidad de empezar dos veces su carrera, y que en las dos ocasiones ha conseguido triunfar, porque, después de tener una trayectoria muy consolidada en España y de obtener los mejores premios en festivales como Benidorm (1973, 75 y 81);Alcobendas (1974 y 75); de ganar, por votación popular, la representación de su país en Eurovisión(año 1976); de ganar el Primer Premio y Gaviota de Plata del Festival de Viña del Mar (Chile 1979); de conseguir galardones también en Rostock (Alemania Oriental 1980); y en Japón (Yamaha Songs Festival 1982), se traslada a vivir a EE.UU. y tiene, prácticamente, que volver a empezar de cero.
Con el tiempo y después de mucho esfuerzo, en América Latina y USA ha conseguido, en la mayoría de los países y estados, un respaldo de los medios especializados y del público muy consistente.

 

BRAULIO – Me amamantaron con Boleros 

Pequeña Amante 

Pequeña amante, 
deja de huirme la mirada, 
ya sé que estás enamorada, 
y que ante mí te sientes mala. 

Pequeña amante, 
yo ya esperaba este momento, 
no has de decirme ni lo siento, 
no has culparte tú de nada. 

Pequeña amante, 
no voy a hacerte ni un reproche, 
déjame solo con la noche, 
coge tus cosas, y adelante. 

Te mentiría si te dijera 
que has sido solo ave viajera, 
que no has calado aquí en mi mente, 
vete en silencio de mi vida, 
que un día podré cerrar la herida, 
si es que te olvido lentamente. 

Pequeña amante, 
dieciséis años son tan pocos, 
que yo debí volverme loco 
para que así llegara a amarte. 

Pequeña amante, 
esta sublime tontería, 
yo ya sabía que acabaría 
tarde o temprano por cansarte. 

Te mentiría si te dijera 
que has sido solo ave viajera, 
que no has calado aquí en mi mente, 
vete en silencio de mi vida, 
que un día podré cerrar la herida, 
si es que te olvido lentamente. 

Pequeña amante, 
yo ya esperaba este momento, 
no has de decirme ni lo siento, 
no has culparte tú de nada. 

Pequeña amante, 
dieciséis años son tan pocos, 
que yo debí volverme loco 
para que así llegara a amarte.

  

Braulio – Encadenados

 

Crónica de un viejo amor Braulio

En la cárcel de tu piel

 

BRAULIO. "Canto a Canarias"

Tenerife (Bella canción para una bella isla). 

 

Yo nací del otro lado

de este mar nuestro cansado
que te besa, con pereza.
Y desde allí, en la distancia
me enamoró la arrogancia,
de sus perfiles airados.

Entre brumas emergía
la rotunda poesía,
del Padre Teide, nevado.
El celoso centinela,
de estas siete carabelas,

que en torno a él han fondeado
buscando abrigo y cuidado.

Tenerife, Tenerife,

desde Teno a Taganana
desde Abona a Garachico.
Fue naciendo en la distancia

arropada de nostalgia,

la canción que hoy te dedico.

Cuantas veces mi guitarra

se perdió por La Laguna,

serenateando a su luna.

 

Cuantas veces la alborada

sorprendió nuestro camino,

ebrios de amor y de vino.
 

Cuantas perritas de vino…

Tenerife que añoranza,
cuando pienso en los amores
que oculté yo en tu esperanza.

Cuantas veces mi guitarra
se perdió por La Laguna,
serenateando a su luna.

Cuantas veces la alborada
sorprendió nuestro camino,
ebrios de amor y de vino.

Cuantas perritas de vino…

Tenerife que añoranza,
cuando pienso en los amores
que oculté yo en tu esperanza.


 

Braulio. Venezuela.

Se equivoca quien sostiene 
que son siete nuestras islas 
y se olvida de que hay otra, 
la que forman los canarios 
que siguieron la llamada 
de la América remota. 

Otra isla de nostalgia 
en la inmensa exuberancia 
de esa tierra generosa, 
donde viven y se afanan, 
donde muere y donde ama 
tanta gente compatriota… 

Venezuela, siempre ha sido 
para el hombre de mi tierra 
la esperanza que convoca. 
La folía se mezcló con el joropo, 
el polo margariteño, el golpe y los pasajes. 

Y el sancocho se encontró con un hermano 
y se han cogido de la mano 
gofio, mondongo y potajes. 

Y hasta el timple se confunde 
con el cuatro 
cuando mi canción evoca…

La Carnada

 

 
 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.