El Ayuntamiento de Moya logra la instalación de la malla de seguridad en la GC75

0 18

Las gestiones que desde la pasada legislatura vienen realizando con empeño el alcalde de la Villa de Moya, Poli Suárez, y el concejal de Urbanismo, Raúl Afonso, para resolver los constantes incidentes y cortes de circulación en la carretera GC75, a causa de los desprendimientos y destrozos en el asfalto que se producen sobre todo en la época de lluvias, han dado resultado. La Consejería de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria procederá a licitar y adjudicar por un importe cercano a los 563 mil euros, las obras de acondicionamiento de taludes y la instalación de una malla de seguridad en el tramo comprendido entre El Pagador y el cruce de Cabo Verde-Los Dragos. De forma que quedará garantizada la seguridad de los usuarios de esta principal vía de acceso al casco moyense, que utilizan a diario numerosos turismos, camiones, ciclistas y viandantes.

“La instalación de esta malla de seguridad en la GC75 es un compromiso del Grupo de Gobierno municipal en el que hemos trabajado de manera incansable y un hito muy importante para los moyenses, que cada año en la época de lluvias se han visto afectados por el riesgo de desprendimientos”, manifestó el alcalde, Poli Suárez. Quien quiso agradecer “la comprensión con la que nos atendió meses atrás el vicepresidente insular, Ángel Víctor Torres, y que haya cumplido con su palabra de facilitar la ejecución cuanto antes de unas obras que venimos reclamando desde hace mucho tiempo”.

Sin ir más lejos, a principios del pasado mes de noviembre, la carretera GC75 quedó seriamente afectada por las fuertes precipitaciones registradas en la zona norte de Gran Canaria y que causaron numerosos desperfectos por desprendimientos en esta vía de acceso a la Villa de Moya. Lo que supuso la reparación de distintos tramos del pavimento y las vallas biondas afectadas, además del derribo controlado por los técnicos de aquellas rocas de grandes dimensiones que ponían en riesgo el tránsito de vehículos y personas.

En el referido encuentro que el alcalde y el concejal moyenses mantuvieron en enero con el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, también lograron el compromiso de la Corporación Insular para ejecutar en 2016 las obras del corredor peatonal que unirá los barrios de El Lance y Carretería. Unas obras muy demandadas por el Ayuntamiento y por los propios vecinos, que mejorarán la seguridad, accesibilidad y comodidad de una de las zonas con mayor tránsito peatonal del municipio, utilizada a diario por estudiantes para acceder al Instituto de Enseñanza Secundaria Doramas desde núcleos de población aledaños como Trujillo, Vínculo de Solís y el casco.

Se trata de un acceso peatonal de 1,3 kilómetros de aceras en paralelo al trazado de la GC75, entre los puntos kilométricos 6,200 y 7,500, cuya tramitación administrativa resultó en los inicios del proyecto, en el año 2012, especialmente compleja para el Ayuntamiento de la Villa de Moya, debido a que requiere la ocupación parcial de hasta 50 parcelas privadas situadas a ambos márgenes de la vía. Si bien los propietarios afectados, conscientes del importante beneficio que la obra supondrá para el municipio, accedieron finalmente a firmar los documentos de conformidad y permitieron de esa forma que el suelo necesario para el paseo pudiera ser ocupado con carácter previo a la culminación definitiva de las expropiaciones, lo que permitió avanzar en la licitación de los trabajos, que ya avanzan a buen ritmo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.